Experiencias

en_vez_de_la_foto_vertical_con_gente_cocinando.jpg

 

Reanta es gerente de una gran empresa colombiana y nos cuenta en primera persona cómo fue su experiencia en el curso de pan en el que participó dentro de nuestro programa de team building.

¿Qué te pareció la idea cuando te contaron que os mandaban a ti y a tu empresa a un curso en la Sierra de Madrid a hacer pan?

Pues pensé que igual nos estaban diciendo una indirecta de que nos buscásemos otro oficio (se ríe). Ahora fuera de broma, me llamó la atención porque nadie me había planteado nunca esta dinámica.

¿Cómo era el lugar del curso?

Era una típica casa rural, muy bonita al estilo de acá en España. Yo tuve la suerte de hacer años atrás un viaje por pueblos del norte del país y me pareció muy similar. El pueblo está muy cerca de la montaña, casi la puedes tocar. Y la casa estaba decorada con materiales típicos del campo.

¿Qué te pareció el profesor?

Un hombre muy simpático. El equipo de Spain Emotions nos prometió que íbamos a disfrutar con él y la verdad es que sí que lo hicimos. Era un hombre muy majo como dicen acá. Nos explicó curiosidades del mundo del pan, formas de prepararlo. Y lo mejor nos dejó probar sus elaboraciones y las nuestras. Porque luego nos dejaba participar a todos y cada uno hicimos un pan. Genial.

¿Destacarías alguna dinámica?

Pues luego competimos para ver quién era el mejor equipo de panaderos. Teníamos que elaborar 5 panes por equipo de 5 personas y luego el profesor fue nuestro juez. ¿Y quién ganó se preguntarán? No hay duda de que ganó nuestro equipo, por supuesto.

¿Por qué crees que ganasteis?

Nadie puede contra la perfección. (Risas) La verdad es que estuvo reñida la cosa pero ganamos porque no nos habíamos pasado con el tiempo de cocción, luego hicimos un bollo preñaó creo que lo llaman así, que nos quedó delicioso, y si no lo estaba al menos al resto les gustó. Y bueno contamos con otra ventaja y es que al otro equipo se le quemó uno de los panes. No veas que humo, creó que fue una venganza del profesor por casi quemarle la cocina.

Entonces después de tanta harina y de tanto amasar, y con pan chamuscado incluido, ¿recomendarías esta experiencia?

Sí, totalmente. Es una experiencia muy buena, nos reímos, participamos en equipo. Spain Emotions nos preparó una jornada muy agradable con un profesor de 10 y yo me sentí como todo un panadero. ¡Pruébenlo para sus viajes de empresa! Bárbaro. 

 

Formulario Contacto